jueves, mayo 30, 2013

De vez en cuando

Me enredé en mis memorias y desacuerdos,
se me habían olvidado lo resistentes que eran 
y lo profundo que estaban incrustados en algunos espacios del corazón, 
donde la sangre baila, quema y limpia... revienta y rebota
tan adentro y tan necios
tan afuera y tan absurdos
tan reales y tan falsos
enredados al final y al principio.

Momento!

la cosa no es que estés enredado, estás acostumbrado, no te confundás.

después de decírmelo,  

me fui a hacerle el amor a la costumbre,

que no es lo mismo a hacer el amor por costumbre, no te confundas, no te confundas.

Hay que hacernos daño, de vez en cuando.


fotografía: Luis Payeras.

1 comentario:

nele dijo...

daño de vez en cuando...me llegó.
qué linda pluma