miércoles, abril 14, 2010

Ceder no es lo mismo a sed de ser... lo que uno no es.


tenía que ceder en algún momento,

ellas se estaban convirtiendo, en serio, en episodios de todo tipo de acción y no acción,

llegaron a ser percibidas como dolorosas, no bienvenidas y hasta detestables...


tuvieron que ceder en ese momento,

yo estaba convirtiéndome, en serio, en un episodio de cualquier tipo de ficción,

llegué a ser percibido dolorosamente, destetablemente y hasta puesto en espera.


yo voy también al mismo ritmo

a tu ritmo,

pero no me importa perder la competencia

con tal de correr a tu lado, idiota!


tenía que ceder, pero no cedí.

tenía que ceder, pero no cedió...





no se dio.
no seas idiota me dijo.
no ceder.
no hay en realidad más sed de ser, que ser lo que uno no es.

1 comentario:

Guerrera de paz y de luz dijo...

Entonces el cedió y ella se dio porque hasta que el se diera ella iba a ceder.

Vamos a hacerlo bien, ¿Y si hay miedo? Está bien, ya se nos pasará, pero vamos a hacerlo bien.