martes, mayo 30, 2006

Una para mí y la otra...

Dos luciérnagas vi,
las encontré frente a mí.
Una bailó, la otra la perdí.
Una luciérnaga vi,
y cantó para mí:
¿Por qué me escribes así?
¿Por qué no me dejas ir?
Dos luciérnagas ví,
una para mí
la otra es para tí.

12 comentarios:

Cheyo Pimienta dijo...

Interesantísimo BLOG, uno de los pocos realmente alternos que he leído ultimamente en la blogósfera... enhorabuena!!

Pablo Fuentes dijo...

muchas gracias!

Anónimo dijo...

oye, muy bueno tu blog,

Die Walküre dijo...

Una luciernaga...que apesar de todo sigue brillando, y que de mil maravillas te llama,te cubre...
Cuidate mucho
Auf Wiedersehen!

Mar de Isaac dijo...

Dos luciernagas.
Dos sentires.
Dos yo.
Dos vos.
Bien y Mal, de nuevo dos.
Dos...
Dios y Diablo(si exitieran)otra vez el dos.
Dos para todo.
Yo y ella, de nuevo dos.

Pronto vuelvo...

Lu! dijo...

Dos luciérnagas tengo, dos luciérnagas doy... apurense si quieren una porque yo ya me voy!

Pablo Fuentes dijo...

me gusta tu comentario lú!

elpatojo dijo...

Por un rato pensé que me atropellaban, pero al separarse me di cuenta que eran motos.
Espero seguir con esta suerte.
Abrazos.

Agustin dijo...

Viniendo, y prestandote atencion.......... Que el extinguir de aquella luz, alcance, para un ultimo suspiro seco.


Mis saludos.



Agustin

rafael romero dijo...

Una vez atrapé una luciérnaga, la llevé a mi cuarto, apagué la luz y pude ver materializado el secreto del ser: no dos, sino uno; aunque hecho de dos, mucho mejor que de ninguno. ¿Que no?

Lu! dijo...

nadie quiso la mia? esta bien no era la más linda ni brillante pero si que sabia amar...

diosa de la luna dijo...

Luciernagas no hay aqui pero a veces confundo la luna con una de ellas o las estrellas. Las tengo frente a mi como tu a las luciernagas pero son lejos, mucho mas lejos y no bailan para mi.
Te envio la mia, una estrella para que sepas que hoy mi corazón que arde da vueltas para ti.